martes, 29 de septiembre de 2015

Bilingüismo. ¿Una puerta hacia la discriminación en la escuela?


Como tantas cosas la escuela también tiene que enseñar otros idiomas, al igual que hay que trabajar la Educación vial, el emprendimiento, la robótica, la programación ... Cada uno de esos aspectos puede ser más o menos discutible, más o menos necesario, sin embargo en el aprendizaje de idiomas se ha optado por la vía escolar, sin complementarlo con una inmersión lingüística de los medios de comunicación, especialmente la televisión. Esta vía se ha demostrado muy eficiente, como podemos comprobar en tantos países de Europa que tomaron medidas similares. 
No obstante, no es la cuestión más importante para este tema. El bilingüismo es una etiqueta, un cartel, que todos los centros (públicos, concertados y privados) debemos lucir en nuestra entrada. Es una llamada a padres/madres y alumnado, una forma de vender nuestros centros, pero ¿a qué precio?. 
El precio que se está pagando es que se pone en serio riesgo la inclusividad y la atención a la diversidad, ya que en aras de favorecer el aprendizaje del idioma (Inglés, Francés..), se suele realizar un proceso de selección del alumnado. En algunos casos este proceso es claro y meridiano, mientras que en otros se camufla con desdobles o agrupamientos flexibles, pero que inexorablemente conducen a la homogeneización entre el grupo bilingüe de alumnado "bueno" y el grupo no bilingüe formado por el alumnado "no tan bueno".
Es esta la parte más hiriente, porque se favorece la segregación a costa de un supuesto aprendizaje bilingüe. Bilingüismo, que cada vez es más criticado y vilipendiado, porqué no están tan claros sus beneficios, si sólo es la Escuela la que favorece la inmersión lingüística.
Habrá que esperar más tiempo para comprobar los resultados, pero estoy convencido que es una utopía hablar de bilingüismo, si este no se acompaña de unos padres con un alto nivel académico e incluso conocimientos del idioma, junto a un proceso de cambio que los medios de comunicación no se han atrevido, o no han querido dar. Mientras tanto muchos padres/madres siguen buscando ese centro que les asegure que hijo/a hable Inglés o Francés, sólo porque reciben clases magistrales en ese idioma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada